Home»Gastroclub»Chip de morena»Canarias da “el do de pecho” en Madrid Fusión 2017

Canarias da “el do de pecho” en Madrid Fusión 2017

1
Compartido
Pinterest Google+

En la 15ª edición del congreso internacional de gastronomía Madrid Fusión las islas canarias de Tenerife y Lanzarote han mostrado la potencia de sus cocinas. Quinta entrega de la columna de Fran Belín “Chip de morena” para esta revista. [En PELLAGOFIO nº 50 (2ª época, febrero 2017)].

columnista-fran-belinPor FRANCISCO BELÍN
Periodista gastronómico

“Que Saborea España haya invitado a Tenerife como destino especial es una gran noticia para Canarias y, en realidad, para los que pueden contactar en directo con la realidad de las islas en un marco en el que se puede apreciar la singularidad de unas papas negras, unas mieles esplendorosas, los aguacates, túnidos…”. Así se expresaba el presidente de la Real Academia Española de la Gastronomía, Rafael Ansón, durante la jornada inaugural de Madrid Fusión, congreso internacional celebrado entre los días 23 al 25 de enero en su edición de 2017, que ha dejado una importante base para la reflexión acerca del papel que está asumiendo Tenerife, en particular, y Canarias, en general, en el plano gastronómico nacional.

El Cabildo de Tenerife posibilitó un despliegue de la isla como nunca se había visto en las 15 ediciones del foro madrileño, en su calidad de invitado especial. El despliegue estuvo a la altura del acontecimiento, por contenidos y continente, y también contó con una presencia de otra de las gastronomías potentes del archipiélago, la de Lanzarote, que desplazó delegación con stand propio en la zona de la marca Saborea España.

Jesús Morales, responsable del sector primario tinerfeño:
“Tenemos cultivos y productos únicos que son nuestra auténtica fortaleza y esta prueba de Madrid Fusión nos sirve de escaparate, para que el mundo conozca nuestro universo de sabores y colores”

Nuestros stands se convirtieron en enclaves para aglutinar a chefs, sumilleres distribuidores… “Tenemos cultivos y productos únicos que son nuestra auténtica fortaleza y esta prueba de Madrid Fusión nos sirve de escaparate, para que el mundo conozca nuestro universo de sabores y colores”, indicó el responsable del sector primario tinerfeño Jesús Morales.

Imaginen el despliegue. Allí estaban los intérpretes del producto, que hicieron piña en una danza plástica digna de encomio: Juan Carlos Clemente, Esteban Gómez, Rubén Cabrera, Jesús González, Braulio José Simancas, Nacho Hernández Almira, Jorge Peñate, Pedro Rodríguez Dios, Isidro Álvarez, Luis González, Gaspar Estévez, Rubén Pérez y Wilson respaldando el servicio del vino. Estuvieron escoltados por bodegueros como Enrique Alfonso y Borja Pérez, que ofrecieron explicaciones en cada maridaje. Por allí pasaron también nuestros cocineros Víctor Suárez (Haydee, Tenerife), Safe Cruz (El Gofio, Madrid), Germán Blanco (La Tegala, Lanzarote), Víctor Bossecker y João Faraco (Hotel Princesa Yaiza, Lanzarote).

Otro de los logros para la restauración tinerfeña fue el de la ponencia de los hermanos Juan Carlos y Jonathan Padrón en el escenario principal. Los baluartes que hacen posible El Rincón de Juan Carlos (una estrella Michelín) presentaron cuatro recetas con papas antiguas creadas específicamente para la cumbre y el experto Domingo Ríos fue el encargado de enriquecer la intervención con apuntes técnicos del tubérculo.

Bondades gastronómicas
Aparte de Tenerife, el stand de Saborea Lanzarote fue punto neurálgico de actividad y no se olvidaba Rafael Ansón del nivel alcanzado también en Gran Canaria. “Está claro que Tenerife asumió el impulso como locomotora de toda esta eclosión que hoy se vive, pero también quiero señalar cómo en Las Palmas se pueden encontrar interesantes estilos, como el de Deliciosa Marta, con géneros muy buenos”.

Impecables las facturas de las propuestas de bocado que pudieron probar propios y foráneos. El ceviche de aguacate y camarón soldado con hinojo y hoja de capuchina (de Rubén Cabrera); amasado de gofio, miel con canelón de tocino, plátanos y muslo de conejo en salmorejo (Esteban Gómez); asado tradicional de cochino negro (Luis González) o el postre de miel de Pedro Rodríguez Dios inspirado en una receta genovesa.

Importante eco de bondades gastronómicas el vivido en los tres días de participación en uno de los encuentros más importantes del planeta, en el que hubo para todos los gustos, y nunca mejor dicho. Lo más granado de la cocina internacional (tanto en el escenario principal como en el polivalente), la concentración de vinos en Enofusión o los stands repartidos fueron noticia de primera en el Palacio de Congresos del Campo de las Naciones. Como es habitual, MF se convirtió en punta de lanza de los avances culinarios que luego serán asimilados en las cocinas profesionales y, con el tiempo, en la de los hogares.

Anterior

Hojea aquí el nº 49/2017: “Estibadores canarios”

Siguiente artículo

“Rufos”, en Canarias los hay residentes, visitantes y turistas

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *