Home»Recetas»Carnes, aves y caza»Costillar de conejo lacado con miel de palma

Costillar de conejo lacado con miel de palma

Pedro Rodríguez Dios ha elaborado esta receta para los lectores de la revista en el marco del reportaje...

0
Compartido
Pinterest Google+

Pedro Rodríguez Dios ha elaborado esta receta para los lectores de la revista en el marco del reportaje “Alimentos y sabores para la memoria colectiva (Siete islas en siete platos)”. [En PELLAGOFIO nº 31 (1ª época, abril 2007)].

RECETA

Costillar de conejo lacado con miel de palma
Por PEDRO RODRÍGUEZ DIOS
Fotografías de YURI MILLARES

INGREDIENTES

–1 conejo
–100 ml de miel de palma
–sal
–pimienta
–romero
–flores de romero
–50 ml de caldo de ave.

PREPARACIÓN

Limpiamos el caré de conejo dejando las costillas bien limpias.

Doramos el costillar en una sartén con un poco de aceite. Una vez salpimentado, añadimos el caldo y la miel de palma. Colocamos en el horno durante unos 15 minutos a unos 150ºC. Rociamos con el jugo de miel cada 4 minutos.

Servimos bien caliente añadiendo el romero, las flores y un poco de sal marina.

El chef durante la preparación de las recetas del reportaje “Siete islas en siete platos”./ Y. M.
El chef durante la preparación de las recetas del reportaje “Siete islas en siete platos”./ FOTO Y. M.
■ PRODUCTOS SINGULARES
Un orgullo y un lujo

Por PEDRO RODRÍGUEZ DIOS

Siete islas, siete joyas, siete productos maravillosos. De oriente a occidente del archipiélago canario, lentejas, sal, café, miel, miel de palma, almendras e higos. ¿Quién decía que nuestra despensa es escasa? Esto es sólo un pequeño ejemplo de la multitud y calidad de productos que tenemos. Sin duda, para mí es un orgullo y todo un lujo poder cocinar, por ejemplo, unas lentejas menúas de Lanzarote, ya que pocos son los afortunados que las pueden degustar en la actualidad.

Otro ejemplo no tan escaso pero que también es muy interesante: la miel de retama del Teide. Única en el mundo. Un producto objeto de estudio por especialistas a nivel nacional e internacional. Y así, no sólo los otros productos que he podido cocinar para los lectores de estas páginas, sino la multitud de materia prima que podemos encontrar en estas islas atlánticas ●

Anterior

Un muelle y una calle para recibir al vapor-correo

Siguiente artículo

Espectacular trilogía Humboldt de vinos dulces

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *